Home



Blog de Educacion Especial

Nueva Era, mejor educación: La Educación Especial

Educación Especial

La educación se ha mantenido, sin distinción de tiempo, como uno de los temas más controversiales a lo largo de la historia humana. El cómo educar a personas de todas las edades y cuáles son los mejores métodos educativos; siempre han sido temas de arduos debates y disputas entre quienes se dedican a las ciencias de la educación. Más temprano que tarde, en el siglo XX, aparecieron las tendencias aún vigentes en cuanto a educación se refiere, distinguiéndose dos corrientes principales: la educación básica general y la educación especial.

Los seres humanos no somos un colectivo generalizado. Partiendo desde la premisa de que formamos un grupo de individuos, la lógica de todo buen maestro termina indicando que hay personas que por diversos motivos particulares no se beneficiarán de una educación genérica, así surgió la educación especial, agrupando los métodos científicos y psicopedagógicos diseñados única y exclusivamente para potenciar al máximo las habilidades de estas personas excepcionales.

Actualmente se acoge el término necesidades educativas especiales o NEE, pero el significado es exactamente el mismo: existe un individuo con capacidades imposibles de medir y potenciar con los métodos educativos que servirían para el común denominador de la población, así que los interesados en su formación harán bien en reconocer que su potencial se magnificará en un régimen de educación especial.

¿Quiénes necesitan de un régimen de educación especial?

Sólo como estadística, de entre una población de 8 mil millones de habitantes en el planeta Tierra; no es sorprendente que cerca del 5% de la población terrestre sea merecedora de un régimen de educación especial. Las causas de tener necesidades educativas especiales son muchas, y tan variadas como una simple incapacidad auditiva o visual, un síndrome como el Asperger o el Down; una condición social como lo sería un niño víctima de maltrato o uno enganchado a las drogas; e incluso un superdotado intelectualmente como uno de los famosos niños índigo tienen necesidades educativas especiales.




¿Separa esto de alguna forma a los niños? ¿Es alguna forma de segregación?

No. La premisa básica reza que todos los seres humanos tenemos las mismas características biológicas y compartimos la misma estructura de ADN; sin embargo entiende que algunos individuos presentan características o condiciones excepcionales y que el objetivo primario es atender las necesidades educativas que nacen a raíz de esas condiciones. Seguir un programa de escolarización generalizada con el propósito egoísta de “mantener una fachada de normalidad” sólo resultará en déficits educacionales a largo plazo.

La característica primordial de la educación especial es que es totalmente individualizada, con instalaciones y personal calificado en este tipo de educación o de lo contrario, de especial no tendría más que el nombre. Brindar una experiencia acogedora y única para el niño con NEE es un logro sólo alcanzable tras una evaluación personalizada de las condiciones particulares que mantiene el infante.

Objetivos de la educación especial

  • Brindar una experiencia educativa individualizada evaluando las necesidades particulares de cada niño.
  • Promover una formación integral del individuo como haría la educación básica general, pero adaptándose a los distintos procesos que se separen de la educación básica general por causa de las NEE.
  • Extender la educación especial en la sociedad, mediante proyectos y programas educativos especiales, de forma que se facilite el acceso a todo aquél que lo necesite.
  • Conseguir la concientización en la población general sobre las necesidades educativas especiales. Eliminar el misticismo y el tabú al respecto extendiendo la información necesaria y el mensaje adecuado.
  • Dispensar ayuda en materia psicopedagógica de la mano de especialistas en la materia. Los niños con NEE presentan casos puntuales que entran en materias distintas de la simple educación; como lo son la psicología, la psiquiatría infantil y la pedagogía objetiva.

La educación especial, más allá de cualquier definición académica que se le pueda dar; es la apuesta de las ciencias de la educación por un mundo mejor. Por una disciplina tan efectiva que abarque todas las variantes de la naturaleza humana, y que resulte en una mayor inclusión de las personas en la sociedad. Más allá de todos los requerimientos profesionales y especializados; el único esencial es el amor por la enseñanza, y la voluntad de extender ese amor a quienes, por sus condiciones únicas, no lograrán un desarrollo pleno de su potencial y sus habilidades con un sistema educativo que no los atiende como individuos, si no que los hace parte de una mera estadística.