Legislación de la Educación Especial



Legislación de la Educación Especial

La Legislación o Ley como Garante de la Educación Especial en Latinoamérica

La legislación humana termina por aceptar las conductas más marcadas de las sociedades que regulan, para luego consagrarlas en una Ley que contemple dichas conductas, con el objetivo de estandarizarlas y arroparlas bajo un marco de legalidad, donde la fuerza subjetiva de la Justicia del Estado puede luego accionar para garantizar el cumplimiento de dicha Ley, y por lo tanto; los intereses de los sujetos involucrados de una forma u otra en el marco de protección que ofrece dicha Ley se vean efectivamente defendidos.

Así pues, una base jurídica se hizo absolutamente necesaria dentro de la estructura jurídica del Estado para definir con exactitud quiénes eran esos sujetos excepcionales, y cuáles características debían reunir para obtener acceso a la educación especializada que atendiera sus necesidades, y lógicamente previendo un despilfarro de dinero de las arcas públicas en razón de sujetos que no poseyeran NEE.

Casi todas las Constituciones latinoamericanas poseen disposiciones al respecto de la educación especial y como forma parte de una extensión del Derecho a la Educación, el cual es un Derecho Humano contemplado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. El Derecho Constitucional acoge en sus doctrinas más modernas la subordinación de las disposiciones Constitucionales a favor de las disposiciones de los Derechos contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, siempre que éstos mejoren los derechos contenidos en la Carta Magna del país correspondiente; siendo sólo necesario para éste efecto que dicho Estado haya suscrito la Declaración, quedando sujeto a sus convenciones.

Esto quiere decir lo siguiente: si un estado signatario de la Declaración no tuviese dentro de su ordenamiento jurídico alguna Ley que regulase y definiera con exactitud los aspectos de la educación especial, estos igualmente obtendrían su dosis de protección jurídica según lo estipulado en la Declaración Universal de los DDHH.




La Ley en Materia de Educación Especial

El caso de un vacío legal en cuanto a educación especial no es, por fortuna, la realidad latinoamericana. En los poquísimos casos en que los textos fundamentales –es decir, la Constitución- de los países no contienen ninguna disposición al respecto, su legislación derivada suple la necesidad de una normativa. Algunos ejemplos son:

ARGENTINA

La Constitución argentina (1853, con enmiendas en 1860, 1866 y 1898) contiene en su artículo 7° la garantía constitucional del Derecho a la Educación para los niños que poseen necesidades educativas especiales. En el mismo sentido, no extiende la obligatoriedad escolar de la Ley 1420 a los niños discapacitados.

COLOMBIA

Tras el insigne primer Congreso Pedagógico de Colombia y mediante distintas ayudas a niveles gubernamentales, fue posible la creación de la División de Educación Especial, adscrita al Ministerio de Educación Nacional mediante el decreto N° 3157 del 18 de diciembre de 1968, teniendo como objetivo “promover programas y servicios de educación especial, tanto para alumnos subnormales como para alumnos sobresalientes” (discapacitados y superdotados).

CUBA

Como característica principal de los gobiernos autoritarios que hacen crecer desmedidamente el estado; no es ninguna sorpresa que el Derecho a la Educación de los niños con discapacidades y otras impedimentas esté contemplado de forma explícita en su Constitución. En 1960 el gobierno castrense encomendó al Ministerio de Educación la creación del Departamento de Enseñanza Diferenciada, tarea que fue completada en 1962.

CHILE

La Constitución chilena garantiza de forma explícita el Derecho a la Educación para los niños con incapacidades de cualquier tipo y va más allá, pues no obliga a la escolaridad para los niños discapacitados. Una excepción a esta regla es un decreto del año 1929 que demanda obligatoriedad escolar en los niños sordos y ciegos entre unas edades específicas.

PERÚ

En Perú las disposiciones legislativas que regulan la educación especial formal, son las siguientes:

  1. Plan sectorial 81/82.
  2. Ley General de Educación DL N°19326.
  3. Decreto Legislativo N° 135-81-ED. Ley Orgánica del Ministerio de Educación.
  4. Decreto Supremo N° 019-75-ED. Reglamento de Educación Especial.
  5. Decreto Supremo N° 015-80-ED. Organización de los Centros de Educación Especial.

Es interesante la tendencia creciente por integrar la educación especial en los regímenes de derecho. Todo en ese sentido es ganancia, pues es una apuesta segura a un mundo más justo, con derechos que incluyan a todos los individuos de la sociedad, especialmente a los menos favorecidos.