Educación Especial en Latinoamérica



La Educación Especial en Latinoamérica | Blog de Educación Especial

Enfoque de la Educación Especial en Latinoamérica

La educación especial, y de hecho, el sólo concepto de atender necesidades educativas especiales tuvo un tono escabroso a lo largo de la historia de la humanidad. En la antigüedad, los niños con algún tipo de discapacidad o déficit físico, mental o sensorial eran rechazados, sometiéndolos al ostracismo e incluso llamándolos defectuosos. Uno de los episodios más macabros resultó durante la antigua Grecia, donde es bien sabido que incluso llegaban al punto donde se exterminaba a estos niños “defectuosos”.

Una de las bondades de nuestra época es el cambio de perspectiva y la innovación en términos de materia humanista. La erradicación de prácticas barbáricas como las llevadas a cabo en las primeras etapas de la humanidad está cada día más cerca de ser un logro finalizado.

No obstante, no debe perderse de vista la meta, pues aún queda trabajo por realizar.

El informe de la UNESCO

La UNESCO llevó a cabo un análisis cuantitativo que es canon en la materia de la educación especial, de lectura obligatoria para todo aquél a quien interese la materia. En él se dan informes detallados sobre la situación general de la educación especial en Latinoamérica y el Caribe con estudios estadísticos incluidos.

A grandes rasgos se puede decir que a mitad del siglo XX, luego de ambas guerras mundiales y con el establecimiento de las convenciones humanistas como la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, se ha avanzado muchísimo y los gobiernos han puesto mayor énfasis en la implementación de políticas sociales que arropen a estos niños con NEE, teniendo una mayor disposición a la hora de proporcionar fondos para los programas de educación especial.

La otra cara de la realidad

Es innegable que se ha avanzado, pero no por ello quienes nos dedicamos a la materia de la educación especial en latinoamérica y su expansión podemos dormirnos en los laureles. Los datos proporcionados por la UNESCO nos dicen que hay “poca difusión” de la educación especial en Latinoamérica, pues “… de los 89 países que en 1976 tenían programas para niños excepcionales, sólo 12 son latinoamericanos. Es decir, un 12%”. Una cifra desalentadora, pero teniendo en cuenta de dónde partimos, el vaso pasa de verse medio vacío a medio lleno. Sólo queda seguir trabajando.

La información de la UNESCO hace constatar que las mayores fallas en este sentido radican en la falta de personal cualificado, infraestructura adecuada y políticas coordinadas.

Situación general por países

  • ARGENTINA: Mantiene una muy buena situación respecto a sus niños con NEE. Las autoridades a sus distintos niveles de gobierno se encargan de financiar las instituciones y programas de educación especial, incluso llegando a pagar los sueldos del personal de las instituciones privadas de esta índole. Su educación especial puede comenzar con la escolarización preescolar, a los 3-6 años y continuar más adelante.
  • BRASIL: Recientemente en 1976 se organizaron los primeros programas de educación especial, llegando a implementar un sistema mixto, en el que se atiende a los niños con NEE tanto en instituciones especializadas para ello, como también se ha puesto énfasis en lograr esta atención en todos los niveles de la educación básica generalizada.
  • COLOMBIA: Siempre han sido visionarios en lo referente a educación; así que no es sorprendente que en 1965 el Primer Congreso Pedagógico en Bogotá hiciese notar la necesidad de organizar una estructura para atender a los individuos con NEE, y apoyándose en algunos servicios de asistencia especial privados, Colombia dio un paso al frente y creó la División de Educación Especial del Ministerio de Educación Nacional, canalizando en tiempo récord políticas adecuadas para las estructuras organizacionales de educación especial, compartiendo la ayuda a estas instituciones con el Instituto Colombiano de Responsabilidad Familiar, e incluso gestándose en la Universidad Pedagógica Nacional la primera de muchas generaciones de personal calificado en educación especial.
  • CHILE: La Dirección de Educación Especial chilena está a cargo del Ministerio de Educación. En Chile no existe impedimento alguno para que una persona con discapacidad acceda a cualquier nivel de educación, inclusive la superior. El proceso de acceso a la educación especial chilena comienza en el primer año de educación primaria. Un maestro especializado evalúa al niño, y dependiendo de sus consideraciones; el niño deberá someterse a diversos exámenes para dilucidar el alcance y peculiaridades de su discapacidad, desarrollando así un esquema personalizado de ayuda para él, e incluso evalúan mediante un equipo multidisciplinario el enviar al niño a una escuela diferenciada que atienda mejor sus necesidades.
  • ESPAÑA: En 1970 se adopta el término educación especial dentro de la Ley General de Educación de ese año; formalizando la estructura de la educación especial con un currículo distinto al de la educación general básica, y logrando en años subsecuentes la creación de diversas instituciones como el Instituto Nacional de Educación Especial en 1975, y con la Constitución Española de 1978 garantizando en su artículo 48° el acceso a la educación para los niños con necesidades educativas especiales.
  • MEXICO: Al no existir una disposición legal específica que regulase la educación especial; los interesados tomaron un paso al frente a niveles estadales y crearon seis escuelas en ellos, más una en el Distrito Federal, donde se capacita a profesionales docentes, especializándolos en la educación especial.
  • PERÚ: Perú constituye uno de los más flexibles Estados en cuanto a la educación especial; pues la Ley no establece requerimientos mínimos de edad o nivel escolar, pudiendo iniciarse la atención especializada en el momento en que se detecte la excepcionalidad, y es un gasto que corre a cuenta del Estado, siendo totalmente pública y gratuita. Para la capacitación de su personal cualificado existen los post-grados en Retardo Mental, Audición y Lenguaje, así como recientemente se ha iniciado la Licenciatura en Retardo Mental a nivel de pre-grado.
  • VENEZUELA: A pesar de las numerosas disposiciones legales en pro a la asistencia y educación especial vigentes en el país, las cuales contemplan una estructura y protección completas por cuenta del Estado, lo cierto es que ni el 5% de las organizaciones contempladas en la Ley se han materializado en la realidad, producto de la debacle económica y político-social que actualmente vive el país.