Discapacidades



Discapacidades y Superdotación | Blog de Educación Especial

Discapacidades y Superdotación

En cuanto a educación especial se refiere, actualmente se reconocen dos tipos de individuos excepcionales por sus características particularísimas. El primer grupo, el menos favorecido a lo largo de la historia humana, es el de los discapacitados de alguna manera, ya sea físicamente, mentalmente o sensorialmente; han sido sometidos a abusos, malos tratos, incomprensión y en general, se puede decir que se les ha dispensado un trato infrahumano. Todo culminando en las nuevas tendencias humanistas del siglo XX, los países menos arcaicos ahora acogen y aceptan a su población más vulnerable, legislando y promoviendo políticas de aceptación e inclusión.

El segundo grupo lo conforman el de los superdotados, sujetos que poseen una capacidad intelectual más elevada que la que se tiene marcada como media según los procesos que evalúan las escalas de coeficiente intelectual en los sujetos de su misma edad. En resumidas cuentas, puede decirse del superdotado, que posee un potencial intelectual bruto mayor que el de sus pares de características similares, pudiendo llegar a extenderse tanto la superdotación que rivaliza con los coeficientes considerados “normales” para personas de una edad más avanzada que la del infante que presenta este tipo de NEE.

DISCAPACIDADES

El término “discapacidades” engloba a varios grupos de individuos con NEE mucho más amplio de lo que se piensa. Incluso hay tendencias que pretenden aplicar otros términos por considerarlo despectivo, como “incapacitado/a” o simplemente “especial”.

DISCAPACITADOS FÍSICOS.

En esta categoría se encuentran los sujetos que padecen de alguna enfermedad crónica, como problemas severos del corazón, o cáncer; los que tienen alguna carencia sensorial, como los invidentes o los sordomudos; y aquellos niños que por distintas razones tienen discapacidades motoras, como la esclerosis lateral múltiple, la parálisis cerebral, o la parálisis adquirida por algún tipo de accidente.

DISCAPACITADOS PSICOLÓGICOS.

  1. Déficit de cognición: agrupa a distintos aspectos de la percepción, la memoria, el razonamiento deductivo y lógico, la concentración y la divergencia o convergencia de pensamientos.
  2. Problemas de comprensión o expresión lingüística: constituyen déficits parciales como lo son la disfasia o la dislalia.
  3. Problemas enfáticos o traumáticos de la personalidad: como la agresividad, las víctimas de bullying o depresión (no clínica).
  4. Neurosis: un grupo de trastornos psicosomáticos de la personalidad producto de la ansiedad o el estrés.
  5. Autismo: el autismo corresponde a un grupo de trastornos crónicos de la personalidad que pueden detectarse desde el nacimiento a los primeros años de vida.
  6. Psicosis: resultan en episodios psicóticos que por distintas causas, conducen a un distanciamiento progresivo de la realidad, llevando incluso a una pérdida de la identidad. En los adultos se los ha llamado históricamente el “loco furioso” por sus alucinaciones, pero estas no se manifiestan en los episodios psicóticos infantiles.

DISCAPACITADOS SOCIALES

O “inadaptados”. Para esta categoría, que agrupa tanto a los niños maltratados, como a los niños dependientes de las drogas y a los pre-delincuentes, es necesario un trato comprensivo en sus primeras etapas. Dispensar amor y sentido de pertenencia es menester, puesto que las etapas más tardías de estos tipos de incapacidad, sin que se ocupen sus necesidades educativas especiales, comúnmente provocan que sea necesario la internación del niño o adolescente en algún centro reformatorio o retén con características pre-judiciales.




SUPERDOTACIÓN

La superdotación infantil constituye el más enigmático de ambos grupos. Es realmente difícil establecer cuando un niño es superdotado, sin embargo, la mayoría de estudios suelen coincidir en que el infante presenta una capacidad de aprendizaje superior, en cualquiera de los ámbitos de inteligencia que le sean propios.

Características

Si bien no todas las características son convergentes al mismo tiempo, una buena parte suele estar reflejada en los niños superdotados.

  • El niño puede comenzar a hablar antes de lo normal, y progresar tan rápido en su aprendizaje del lenguaje, que demuestra entender conversaciones de adultos, e incluso manifestando la capacidad de captar ironías y un agudo sentido del humor.
  • Poseen capacidades de liderazgo interpersonal intrínseco, incluso entre otros niños, llegando a modificar su lenguaje al interactuar con niños más pequeños.
  • Demuestran gran capacidad de análisis de lo aprendido, memorizando e internalizando el conocimiento que se les proporciona.
  • Aprenden a leer antes del promedio, que suele ser a los 6-7 años, llegando a leer a los 3 o 4 años.
  • Logran entender el concepto de la aceptación de la responsabilidad, demostrando determinación en sus áreas de interés e incluso llegando a ser
  • El infante demuestra un talento matemático que rápidamente crece para superar al de los adultos que ya cursan por niveles superiores de educación.
  • La forma más inusual de superdotación se manifiesta en la forma de la memoria fotográfica o eidética, capacidad de recordar exactamente todo lo que se ve, percibe, siente y escucha.

Tanto los superdotados como los discapacitados representan cualidades excepcionales en los niños, y esto es en última instancia lo que no debe olvidarse nunca: que son niños y que tienen necesidades que han de ser atendidas, pero sobre todo, comprendidas para avanzar hacia un mundo mucho más inclusivo.